Activa su motricidad fina a partir del año

La coordinación fina es una habilidad indispensable tanto en el ámbito académico, como en las actividades del día a día.

Muchas veces nos encontramos con niños que tienen dificultades en la escritura. Se agotan, les duele la mano, escriben muy despacio, su letra es ilegible (esto es muy habitual también en el mundo adulto)…

Desde pequeños podemos ayudarles a estimular su coordinación fina y trabajar la fuerza y la sensibilidad de sus dedos.

Lo ideal es tener la mente despierta y preparada,  para introducir  opciones que trabajen estas habilidades dentro de su juego espontáneo.  Además de mejorar su psicomotricidad fina estará entretenido y disfrutará jugando; estas actividades les resultan muy excitantes y atractivas.

Aquí tenéis algunos ejemplos:

  • El parque además de ser un sitio ideal para estimular la coordinación gruesa, el equilibrio y muchas más habilidades, también podemos trabajar la pinza digital. A muchos niños les encanta tirar cosas por el tobogán abajo, en algunos parques incluso hay tubos o agujeros para que los peques se diviertan tirando cosas. Al igual que en el caso anterior a los objetos que el elija para tirar, nosotros añadiremos los más pequeños que encontremos (siempre bajo nuestra mirada), piedrecitas diminutas, frutos redonditos, palitos, piñas… Como siempre, no sólo estimulará su coordinación fina, sino también sus habilidades visuales; además experimentará con la masa, la velocidad y otras magnitudes físicas muy interesantes.
  • En la trona: Pegaremos con cinta adhesiva diferentes objetos, le gustará mucho arrancarlos y pasará un buen rato. Elegiremos diferentes texturas, formas y tamaños. Con esta actividad podemos aprovechar a trabajar también los tamaños, los colores, eligiendo los materiales y la forma en que los colocamos.
  • Bolitas de papel de aluminio: Una cosa que le encanta hacer a mi hijo, es meter y sacar cosas de recipientes. Le facilitaremos materiales para que realice esa actividad, como cajas botes y objetos que pueda meter y sacar, y cuando le veamos jugar con ello aprovecharemos para introducir las bolitas de papel de aluminio y una botella, o un bote con agujero… Le daremos bolas lo más pequeñas que podamos para que las coja, las manipule, las meta en el bote…
  • Colocaremos unas tiras de cinta adhesiva entre las patas de una mesa, y pegaremos en ellas macarrones, bolitas de pompón, garbanzos, bolitas de algodón o de papel de aluminio. Esta actividad le encantará, y además de trabajar la psicomotricidad fina y la pinza digital, estimularemos el control de distancias y la visión 3D, habilidades muy importantes en el desarrollo del sistema visual.

En niños más mayores se puede trabajar de muchas otras formas, con pinzas de la ropa, gomas, pulseras… lo importante es que estemos atentos a las motivaciones del niño, interviniendo lo mínimo, dejándole probar, practicar, frustrarse… Así el aprendizaje será mucho más divertido y fructífero.

Aquí tienes un vídeo resumen

Entrena sus habilidades y ayúdale a despegar.

Muchos profesionales de la enseñanza y la psicología nos han hablado de las inteligencias múltiples y de las capacidades diferentes que tiene cada niño.

Hoy en día el abanico de empleos posibles es amplísimo, y está en constante evolución. Pero en esos años escolares nos encontramos al pequeño que se dedicará a grabar documentales en la selva,  sentado junto al veterinario y enfrente del que programará drones con inteligencia artificial. Todos ellos podrán tener carreras exitosas en su vida, pero algunos lo pasarán mal en la escuela. Muchos tienen capacidades muy válidas, y una gran inteligencia, pero sus habilidades no están orientadas a la lectura y la escritura.

Cuando practicamos un deporte ejercitamos todas las habilidades implicadas en la actividad. Aunque no tengamos problemas en las piernas, trabajamos la fuerza de estas para mejorar en la carrera.

Por qué no ejercitar también las habilidades implicadas en el aprendizaje para ayudarles a mejorar académicamente?

Cuando un niño tiene dificultades realizamos revisiones visuales, auditivas y todo tipo de pruebas. En el caso de la vista, podemos ver que todo está correcto, y con eso nos quedamos.

Debemos tener en cuenta que en la etapa escolar las habilidades visuales toman un papel fundamental, por eso, ejercitar la precisión en el movimiento ocular, la flexibilidad en el enfoque, la coordinación ojo mano… pueden ayudar mucho a liberar la carga que muchos niños sienten día a día en el colegio.

Trabaja sus habilidades visuales y psicomotoras con ejercicios sencillos y entretenidos.

MOTILIDAD OCULAR – Mejora la precisión y la velocidad.

  • Movimiento de los ojos a través de un texto.
  • Seguimiento de pelota en deportes como tenis, futbol, baloncesto
  • Fijación en un punto, muy relacionado con la atención.

ANÁLISIS VISUAL – Mejora la eficacia y la velocidad

  • Búsqueda rápida de caracteres en textos, muy importante en programadores.
  • Memoria visual
  • Orientación en el espacio
  • Comprensión y memorización de la información visual.
  • Capacidad de síntesis.

ENFOQUE – Mejora la flexibilidad

  • Cambios de enfoque precisos a diferentes distancias
  • Trabajo con varias pantallas o varios focos (papel – pantalla)
  • Relajación del enfoque.

COORDINACIÓN OJO MANO – Mejora la precisión y la agilidad.

  • Escritura y dibujo
  • La mayor parte de los deportes.
  • Manualidades

HABILIDADES PSICOMOTRICES – Mejora la precisión y la eficacia

  • Casi todas las actividades del día día que realizamos.

Ponte en contacto con nosotros y empieza a trabajar sus habilidades .

634 459 302 info@psicomotive.com

Bebés y pantallas?

Consejos si alguna vez tienes que recurrir a ellas.

Bebes y pantallas? Un título peliagudo, ya que son dos palabras que no deberían ir juntas. Pero la realidad a veces es cruda.

Es cierto que no es lo más adecuado, tanto desde el punto de vista visual, como de desarrollo, lo ideal es que los niños no estuvieran en contacto con las pantallas hasta los tres años, con moderación y haciendo una gran criba de contenido.

En mi caso como optometrista no lo recomendaria jamás. Pero cuando una es madre, la cosa cambia. Y es que hay veces en que he recurrido a ellas como herramienta de rescate para momentos complicados. En mi caso, hablo de… los terribles viajes en coche.

En nuestro caso, casi siempre puede ir alguno de los dos con él atras, y de esta manera es mucho más fácil, porque podemos echar mano de canciones, bailes, masajes, marionetas, muñecos y todo lo que se nos pueda ocurrir. Recuerdo un viaje en el que le canté absolutamente todo el repertoriode canciones que me sabía, desde canta juegos, hasta Robe Iniesta, pasando por Mecano y vibrantes canciones de misa. Fue gracioso ver por el retrovisor las caras de incredulidad de mi marido.

Como decía, siempre será mejor usar otra opción de entretenimiento para nuestros hijos, sobre todo con los más pequeños, pero en mi caso, hay algunas veces que he preferido ponerle unos dibujitos un rato a que vomite del perrerón.

Sabiendo las recomendaciones, cada papá puede elegir, por eso he recogido estos consejos para que en el caso de que decidamos ponerle a nuestro bebé unos minutos de dibujos los tengamos en cuenta.

  • LA PANTALLA DEBE COLOCARSE CENTRADA, NUNCA EN UN LADO. En esta edad, el sistema visual está en pleno desarrollo, por eso no conviene generar ningún tipo de asimetría. Sobre todo con un estímulo tan interesante para el niño.
  • EL NIÑO DEBERÍA ESTAR SENTADO , NUNCA TUMBADO DE LADO. Por el mismo motivo no colocaremos la pantalla con el niño acostado de lado, ya que esto impedirá que pueda ver la pantalla con ambos ojos, produciendo una estimulación muy desigual. Si el niño está tumbado boca arriba y tiene la pantalla delante, podría ser una opción pasable, pero no es una buena idea elegirlo habitualmente como ayuda para que se quede dormido.
  • LA DISTANCIA A LA PANTALLA DEBE SER > 40 CM. Cuanto más cerca esté la pantalla más esfuerzo debe hacer su sistema visual para verla.
  • SELECCIONA EL CONTENIDO. Es preferible que las imágenes no vayan excesivamente rápido, y que se acerquen lo más posible a la realidad. Dos ejemplos pasables serían Baby Einstein o Cantajuegos.
  • EL ESPACIO DEBE ESTAR BIEN ILUMINADO. No es adecuado utilizar pantallas solo con la luz de ésta, ya que se produce una estimulación muy fuerte en una porción muy pequeña de la retina, y puede ser perjudicial en el desarrollo visual del niño.
  • NO PONGAS LA PANTALLA EN EL CARRO SI VAIS DE PASEO. El momento del paseo es muy estimulante y enriquecedor para ellos, sobre todo desde el punto de vista visual. Déjale mirar de lejos y conocer el mundo que le rodea.

Es importante evitar estas prácticas en la medida de los posible, ya que podrían generar un problema visual a la larga. Aumentar el riesgo de miopía, generar graduaciones asimétricas u ojo vago, son algunos de los problemas que podrían producirse si no hacemos un uso responsable de la tecnología en sus primeros años de vida.

Así gestiona tu cerebro la información visual

Practica estos juegos y mejora tus habilidades

Las habilidades perceptuales visuales, son los mecanismos que tiene el cerebro para comprender, organizar, memorizar… la información que le llega de los ojos.

En este artículo aprenderemos que son la “Constancia de forma” y la “figura – fondo”, para qué sirven y cómo podemos mejorarlas.

Para programador@s, diseñador@s, y en todos los trabajos relacionados con la comunicación audiovisual es imprescindible que las habilidades perceptuales estén bien desarrolladas y su funcionamiento sea óptimo.

Hoy en día, más que en ningún otro momento de la historia, recibimos gran cantidad de información a través de la vista, pero ¿Cómo hace el cerebro para interpretar, comprender y clasificar toda esa  información que recibe?

Lo consigue gracias a un proceso llamado percepción visual, que consiste en recibir la información visual a través de impulsos sensoriales y luego traducir esos impulsos en un significado, basado en una visión previamente desarrollada del entorno.

Se trata de una habilidad compuesta por una serie de sub-habilidades que interactúan entre sí para analizar, integrar y sintetizar la información visual de manera eficiente

Aunque hay otras habilidades que entran en juego en el apasionante mundo de la programación, la constancia de forma y la figura – fondo, resultan indispensables para realizar estas tareas.

  • Constancia de forma: Es la capacidad de reconocer y diferenciar un objeto aunque cambie alguna característica de su aspecto.
  • Figura – fondo: Es la habilidad para percibir una forma u objeto, y encontrarla entre una superficie difusa. Se trata de reconocer lo importante e ignorar los detalles.

Así, estas habilidades nos permiten detectar, diferenciar y seleccionar estímulos visuales dentro de un entorno determinado, para poder discriminarlos o diferenciarlos del resto de estímulos presentes.

¿Cómo puedo mejorar estas habilidades? Te proponemos tres ejercicios con los que podrás entrenarlas.

  • Encuentra y rodea (descargable)
  • Juego 1to50. Búscalo en Google Play
  • Juego figura escondida. Encontrarás muchísimas opciones en google imágenes.

Quieres saber más? Contáctanos por teléfono o whastapp al 634 459 302, y responderemos todas tus dudas.

O escríbenos a info@psicomotive.com

La caja sorpresa

Un juego entretenido y didáctico

En el día a día de la crianza a veces necesitamos que nuestro hijo esté unos minutos quieto y seguro. En mi caso, mi hijo era muy activo y desde los 7 meses, se pasaba el día reptando y luego gateando e investigando por todas partes. Esto es fenomenal, pero es interesante sobre todo para nosotros los padres, que pase algún ratito sentado y tranquilo; nosotros intentábamos evitar lo máximo posible la exposición a pantallas. Así este juego es una opción estupenda, que le resultará muy divertida y estimulante. Recuerdo la cara de felicidad que puso la primera vez que jugamos.

Es sencillísimo y no cuesta dinero.

Se trata de coger una caja pequeña (de zapatos o de lo que sea), con su tapa y meter varios objetos dentro. Le daremos la caja al niño para que la abra y descubra los objetos que hemos metido dentro. Cuando se canse de esos objetos, introduciremos otros y así hasta que se canse del juego. Podemos aprovechar, y meter objetos a los que normalmente no hace caso, ya que de esta forma los verá “con una nueva luz”.

Mi hijo disfruta muchísimo, y yo más viendo su sonrisa pícara.

Este juego, aunque no es una caja de permanencia como tal, ya que el objeto no lo introduce él mismo, también ayudará al niño a aprender que las cosas no desaparecen sólo por el hecho de que no las veamos. Esto es importante por ejemplo, a la hora de ir a la escuela infantil, ya que al verte marchar, piensan que desapareces para siempre. No tienen conciencia de que sigues estando en otro lugar aunque no puedan verte y que, unas horas después, volverás.

Podemos introducir objetos cotidianos que en muchos casos le enseñarán mas cosas  que cualquier juguete. Entrenarán:

  • Su creatividad, ya que el juego no les dirá cómo jugar y serán ellos los que inventarán haciendo lo que se le ocurra.
  • Trabajarán su coordinación ojo – mano, y la pinza digital, al sacar los objetos de la caja, agarrarlos y lanzarlos.
  • Entrenarán su autonomía, ya que serán ellos solos los que decidan que objetos sacar primero, cual lanzar…

Algunos ejemplos de elementos que podemos incluir son:

  • Objetos cotidianos como una cuchara de madera, un molde de silicona, un embudo, un colador, una tapa…
  • Telas de diferentes texturas
  • Elementos de la naturaleza, como algunos tipos de piñas, maderitas…