5 formas de potenciar la actividad creadora en adultos.

En el último post “Cinco formas de impulsar la actividad creadora en casa” hablaba de la importancia de la creatividad en nuestra vida, y en los procesos de aprendizaje del niño.  

Hoy en día, tener una mente creativa, es una habilidad fantástica, muy útil en prácticamente todos los trabajos, y también en infinidad de situaciones de la vida cotidiana.

En estos días tan difíciles, muchos hemos tenido que reinventarnos, y todos hemos tenido que hacer cambios en nuestra vida, adaptándonos a las nuevas situaciones. Una mente despierta y creativa será de gran ayuda, para ayudarnos a afrontar estas circunstancias.

Además de llevar una alimentación saludable, dormir lo suficiente y apuntar nuestras ideas, para revisarlas y poder profundizar en ellas después, estas 5 actividades te ayudarán a desbloquear tu mente y dejar volar tu creatividad, ya que, aunque estas actividades no tengan que ver con tu ocupación o tus objetivos, te ayudarán a crear nuevas conexiones y a abrir puertas a zonas desconocidas de tu mente.   

  1. Aprender a jugar al ajedrez.

Si quieres abrir tu mente para liberar nuevas ideas, una forma muy entretenida puede ser jugar al ajedrez, en esta página web puedes aprender a hacerlo de una forma muy didáctica. Además de trabajar habilidades inusuales, crearás nuevas conexiones y potenciarás tus capacidades intelectuales.

Aquí tenéis más información acerca de los beneficios de jugar al ajedrez.

Otros juegos que pueden ayudarte a liberar tu potencial creativo, son apalabrados, crucigramas, tangram o sudoku.

2. Aceptar retos de movimiento y coordinación.

Haciendo yoga, bailando y aprendiendo coreografías o también haciendo cosas más sencillas, como dar un paseo más largo de lo habitual, por una zona desconocida de tu ciudad.

Caminar tiene un gran efecto sobre la imaginación, este estudio realizado en 2014, habla sobre los efectos positivos que tiene caminar, sobre el pensamiento creativo.

3. Experimentar la incomodidad, y vivir pequeñas aventuras.

Poco a poco hemos ido adaptando nuestro espacio y nuestra vida, haciéndola cada vez más cómoda, y eso no siempre es beneficioso para nuestra salud física y mental. Hoy en día, lo habitual es que estemos siempre calentitos, y vayamos en coche a cualquier sitio que esté a más de 15 minutos, sobre todo si es invierno; sin darnos cuenta, cada día invalidamos más nuestra capacidad de lidiar con el entorno natural.

Aquí tenéis un artículo muy interesante que habla de ello.

Por otro lado, salir de la zona de confort genera incertidumbre y confusión, pero esa incomodidad puede provocarnos una inquietud interna. En un principio, puede resultar desagradable, provocar miedo, expectación, dudas… Y la respuesta a estas sensaciones en muchas ocasiones desembocará en creatividad.

Como ejemplos, podemos citar a Albert Einstein, que no extrajo su verdadero potencial hasta que cambió de escuela; o a Gandhi, que pasó una noche en una estación, tras ser expulsado del tren en el que viajaba, y describía esa noche como la experiencia más creativa de toda su vida.

El confort y la seguridad con la que vivimos a veces, puede resultar un impedimento para encontrar nuevas alternativas.

Podemos buscar pequeñas aventuras, que nos hagan salir de la zona de confort. No hace falta correr grandes riesgos, podemos alargar el paseo habitual hasta ver atardecer, aunque haga un poco de frío o estemos algo cansados,  caminar en lugar de usar el coche, o no agobiarnos si no hemos cogido la ropa adecuada, y aguantar un poco el frío o el calor.

4. Adentrarse en el mundo del podcast.

Hay un universo enorme de audios de todo tipo de temáticas. Son una opción excelente para dejar a nuestros ojos descansar un rato, y disfrutar mientras aprendemos, nos reímos o simplemente pasamos un rato agradable.

Personalmente he tenido gratas sorpresas con algunos podcasts, que han conseguido fascinarme haciéndome reír a carcajadas o sirviéndome de inspiración.

Podemos usarlos para adentrarnos en nuevos aprendizajes, que pueden ser muy útiles, como por ejemplo economía e inversión, o para profundizar en personajes o momentos de la historia, en los que podemos encontrar la inspiración.

5. Acostarse pensando en el problema que queremos resolver.

La noche es un momento excelente para la creatividad. Todo se queda en silencio, no hay distracciones, y cuando estamos en la cama, tranquilos y cómodos, el cerebro se vacía de pensamientos y las ideas pueden fluir mucho mejor. Por eso es habitual que cuando nos acostamos pensando en un problema, nos despertemos con la solución a él.

Por eso merece la pena intentarlo y no infravalorar a nuestro cerebro, que es capaz de resolver los más complejos rompecabezas que nos podamos imaginar, y hacernos salir airosos de las situaciones más difíciles. Antes de agobiarnos, podemos tomarnos un tiempo para pensar, razonar y profundizar en el problema para tomar la decisión más adecuada.

Y hasta aquí mis 5 tips para potenciar la creatividad y despertar la imaginación.

Me falta por probar otras ideas, que he leído mientras buscaba información para el post, como por ejemplo:

  • Escuchar y profundizar en nuevos géneros musicales
  • Cocinar y probar nuevas recetas de cocina
  • Acudir a museos
  • Ver películas random
  • Pintar, dibujar y hacer trabajos manuales…

Espero que os haya gustado el post y que podáis poner en práctica estas ideas. Y vosotros? Tenéis algún truco que os ayude a concentraros?

Un abrazo

Estíbaliz

Una respuesta a «5 formas de potenciar la actividad creadora en adultos.»

  1. Gracias por compartir, lo pondré en práctica! A mí también me relaja mucho caminar.
    Además, suelo hacer deporte y eso me ayuda mucho a desconectar y a despejarme.
    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *