10 juegos educativos ideales para viajar.

Y olvídate de las pantallas.

Viajar es un gran placer, pero hacerlo con niños a veces puede ser muy estresante. Sabemos que con las pantallas se quedarán absortos y estarán tranquilos durante mucho rato, pero pasar demasiado tiempo entretenido con pantallas puede ser perjudicial para el desarrollo del niño.

Por un lado, aumentan el riesgo de padecer miopía y de que ésta avance más rápido, (La generación de Nativos Digitales, nacidos después del año 2000 es más miope), y por otro lado, también tienen un efecto negativo en el desarrollo intelectual del niño (Así nos lo cuenta Álvaro Bilbao)

Por eso, siempre es mejor agotar todos los cartuchos antes de recurrir a los dispositivos electrónicos. Los juegos que proponemos a continuación, ayudarán a estimular las habilidades del niño y además, con algunos de ellos podremos disfrutar de un buen rato de tiempo de calidad en familia.

10 juegos para viajar, que nos ayudarán a olvidarnos de las pantallas.

  1. Marionetas de dedos.

Las nuestras viven en el coche, dentro de este autobús. A mi hijo de dos años, cuando va solo detrás, le gusta jugar a ponérselas y quitárselas de los dedos, nombrarlas y chapurrear sobre ellas.

También disfruta muchísimo escuchando las historietas que le contamos.  Las marionetas son fantásticas, ya que estimulan la imaginación, y ayudan a mejorar la comunicación y a expresar las emociones.

A partir de los 18 meses, y antes también podrán disfrutar de las historias que les contemos.

2. Libro pizarra

Un clásico para viajes, dibujar y colorear siempre es una buena opción. La particularidad de este librito es que es una pizarra portátil, que se borra fácilmente con una toallita o con cualquier tela o papel mojado. Las manchas se limpian fácilmente (en general) de las manos y de la ropa.

Nosotros usamos una pequeña mesa, especial para coche, para que pueda pintar cómodamente.

A partir de 2 años.

3. Esfera laberinto

Es un juego de habilidades, que consta de una esfera que encierra un laberinto con rampas, agujeros, túneles y espirales en su interior. Este estupendo rompecabezas nos dará entretenimiento para un buen rato, mientras estimulamos habilidades visuales como la convergencia, el seguimiento ocular, y las relaciones espaciales. Por otro lado, trabajaremos la coordinación, la paciencia, la concentración, y la tolerancia a la frustración. Ya que el reto de llevar la bolita hasta la meta, superando todos los pasos no es sencillo, y nos obligará a empezar de cero muchas veces.

A partir de 5 años, podrán empezar a completar todos los pasos del laberinto.

4. Bolsa loca.

Se trata de llenar un pequeño saco o una bolsa que no sea transparente, con objetos de diferente índole, podemos introducir por ejemplo una pelota, una piña, una piedra, una cuchara, una llave, un cochecito, un muñeco… lo que se nos ocurra y nos vayamos encontrando. El juego consiste en meter la mano en la bolsa y sólo con el tacto adivinar de qué objeto se trata. También podemos jugar de forma que tengamos una lista de las cosas que hemos metido y el niño tenga que buscar un objeto determinado.

Otra opción que puede ser divertida y muy instructiva es meter letras y números que tengamos de otro juego y adivinarlos.

A partir de 3 años.

5. Story cubes.

Un juego muy divertido y educativo a la vez, en el cual construiremos una historia utilizando los dibujos que aparecen en los dados. Es un juego muy instructivo, ya que además de estimular la imaginación, contar historias y escuchar las de los demás nos ayudará a mejorar la expresión oral y escrita y a aprender nuevas palabras.

Aunque la edad recomendada son 6 años, los niños más pequeños seguro que podrán disfrutar de los relatos y aportar cosas.

6. Quien es quién.

Un juego de mesa de toda la vida que consta de dos tableros con ventanitas, en las cuales encontraremos personajes diferentes con distintos rasgos, el objetivo es adivinar el personaje haciendo preguntas.

Es un juego muy entretenido que estimula las habilidades visuales de percepción, la concentración y el razonamiento.

He visto versiones digitales y tendrían algún punto positivo, al poder cambiar a los personajes, pero en mi caso prefiero el genuino juego con ventanas de bisagritas.

A partir de 4 años.

7. Fui al mercado.

Un juego para estimular la memoria y poner a tu mente a trabajar, para el que no es necesario ningún material.

Un jugador comenzará diciendo “Fui al mercado y compré …” y el siguiente jugador dirá la misma frase que ha dicho el anterior, pero añadiendo otra palabra.

Se puede jugar modo absurdo, y seguro que será tronchante.

Un ejemplo sería “Fui al mercado y compré nubes” “Fui al mercado y compré nubes y moscas” “Fui al mercado y compré nubes, moscas y bocadillos”…

A partir de 6 años.

8. Palabras encadenadas y veo veo

Dos clásicos de los viajes con niños que no pasan de moda. Para jugar a palabras encadenadas tendremos que pensar en una palabra que empiece por la letra que acababa la que dijo la otra persona. Por ejemplo: Botella – azul – letra – amapola – arte… Si lo queremos poner un poco más difícil podemos decir solo palabras que estén a nuestro alrededor, o limitarlo a palabras relacionadas con algún tema específico, por ejemplo, sólo valen ciudades, cosas comestibles, animales…

En el veo veo uno de los participantes buscará algo a su alrededor y dirá la letra por la que empieza, los demás tendrán que adivinar que palabra es.

A partir de 4 años.

9. Piedra papel o tijera

Un juego de manos muy divertido. Y por si no sabéis como se juega os lo explico. En este juego se pueden sacar estas tres opciones: piedra – puño cerrado, papel – mano estirada, tijera – dedos índice y corazón separados. Estas tres opciones interactúan así: Tijeras cortan papel, papel envuelve a piedra y piedra aplasta a tijeras.

A partir de 5 años.  

10. Veinte preguntas

Un jugador piensa una palabra, puede ser un objeto, un personaje, un lugar… Y el resto le harán 20 preguntas como máximo, que se responderán con “sí”, “no”, “a veces”.

Espero que os haya gustado el post y que disfruteis de todos estos juegos.

Si tenéis alguna duda o queréis mas información podéis poneros en contacto conmigo:

634 459 302 – Whatsapp o llamada

info@psicomotive.com

Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *